Xavi Rodríguez Martín

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Projects

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Offplay

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

video-performace

RITO de transición profano

 

 

//Muchas culturas marcan las transiciones significativas de la vida de cada persona -el nacimiento, la pubertad, la adolescencia, los cumpleaños, el matrimonio y la muerte- con rituales importantes, durante los cuales el paso del estado previo al nuevo se representa formalmente. Creen que, en esos momentos de transición física, la persona en cuestión está muy cercana al mundo espiritual, por lo que se trata de un estado cargado de peligros y de un gran potencial.

 

Los ritos de transición de la mayoría de las civilizaciones son los que acompañan el paso de la infancia a la edad adulta. Suelen incluir un período de aislamiento físico que marca el momento en el que la persona corta los lazos con su condición anterior. Este breve exilio social representa un estado intermedio de «no ser» y suele incluir una prueba de resistencia física, dolor o privación. Generalmente el proceso concluye con el ritual que completa la incorporación a la nueva condición vital.

 

Este ritual de transición purificador profano vincula al ser con los poderes del universo y puede utilizarlo a lo largo de la vida para pedir ayuda a los espíritus guardianes en los momentos de crisis.

 

Una vez cumplido el rito, el ser descansa cuatro días. A continuación recoge y lava el pelo y conservaba un fragmento como posesión sagrada, que guarda en un recipiente cuadrado y traslucido. Traslada este objeto al campo de batalla o lo utiliza durante los rituales.